Intenciones

Salud compañer@s:

Se puede hablar sin fin sobre las cualidades de un vaso de agua. Se puede decir que está fría, caliente, que es H2O o que es agua mineral. Nuestra intención en la Peña Saltabalates es, llanamente, bebernos el agua. Centrarnos simplemente en la experiencia directa de vivir, caminar, respirar y sentir, sin distracciones.

No buscamos un estado especial, solo estar con lo que hay. Ya sea una dura cuesta, un día frío, el calor sofocante, un precioso paisaje, la mente parlanchina, las ganas de iluminarnos, la necesidad de diluir el yo, lo sieso que nos parece el guía o el aburrimiento de ir callados diciéndonos “con la de cosas que tengo yo que contar”.

No tenemos prisa, vamos con calma porque estamos en el sitio que nos corresponde en este momento en la Madre Tierra y no necesitamos estar en otro lugar.

Esa calma es un enorme regalo y nos da la oportunidad de escuchar y poder sentir en las entrañas las dependencias y vínculos que nos unen con la Tierra y todas sus criaturas.

Por eso caminamos en comunidad, para apoyarnos mutuamente, para dejar que fluya entre nosotros el agradable, necesario y curativo calor humano, porque no hay religión o ideología más alta que la fraternidad.

Para centrarnos simplemente en caminar, respirar y sentir es imprescindible el silencio, la atención y el recogimiento. Escuchar el concierto de la naturaleza obliga a ello. Y es muy recomendable haber adquirido el hábito que surge del entrenamiento frecuente de esta actitud a través de la práctica cotidiana de la meditación, el yoga u otro entrenamiento similar.

Caminar de este modo requiere que estemos plenamente convencidos de que queremos ir así, requiere que decidamos comprometernos con estas intenciones y con el grupo para respetarlas y requiere  generosidad para pensar en los demás y no solo en mi interés particular o en lo que me apetece. Generosidad para ofrecer el coche, para ofrecer ayuda y apoyo a quien lo necesite y para guardar silencio y adaptarse al grupo.

 

Antes de apuntarnos a un paseo deberíamos preguntarnos: ¿Estoy de acuerdo con estas intenciones y por tanto acudo a la excursión con voluntad de respetarlas porque tengo interés en caminar de este modo?.

 

Caminar, respirar y sentir, en comunidad, para poder centrarnos en vivir por el simple placer de vivir, dejando a un lado las cosas que nos distraen de esta tarea crucial, quitando capas de asfalto y civilización, llegando a la simpleza y a la ternura de lo esencial.

Sin especular, experimentando por mí misma la naturaleza indómita, bella y cruel. Conscientes de todos los dones que nos da la Tierra, gracias a los cuales aquí está todo lo necesario para vivir una buena vida.

Unimos nuestras mentes en una sola y te enviamos nuestro más sincero y libre agradecimiento, Madre.

 

 

Organización de la Peña

Los paseos son gratis, solo se comparten gastos de combustible. No son un servicio que se ofrece y por lo tanto no se debe venir con la lógica de un consumidor, sino con la lógica de la generosidad y la reciprocidad. Algunas rutas son más fáciles y otras más exigentes físicamente. No buscamos ir a lugares espectaculares o nuevos. Enviaré la información de cada ruta unos días antes. Debes leer y aceptar un Consentimiento Informado.

 

Si estás interesad@ puedes mandarme un guasap (617 509 007). Manolo Toribio.

Antes de incorporarte a la Peña puedes venir a una excursión para conocernos.

 

Con relación al guasap, si finalmente decides entrar en el grupo, me gustaría que tuvieras en cuenta que el grupo solo se usa para poner en él la información y las fotos sobre los paseos. Por la tranquilidad de todos, te agradezco mucho que no envíes otro tipo de mensajes y que antes de preguntar tus dudas sobre la excursión que se plantea, leas atentamente la información que se ha enviado.

Tampoco tienes que avisar si no vas a ir a la excursión o explicar los motivos. Antes de enviar un guasap, por favor, párate un poco y reflexiona sobre qué pasaría si cada miembro del grupo (somos casi cien personas) enviara un mensaje como el tuyo.

En resumen, cuanto menos ruido hagamos, mejor. Gracias.

4 comentarios
  1. Henry Velasquez
    Henry Velasquez Dice:

    Amigos, en verdad caminar en medio de la soledad o el silencia induce a momentos formidables de meditación. En micaso sueoocorrer todos los dias a partir de las 4 am y akl msimo tiempohago meditación, han sido momentos increibles.

    Responder
  2. José Manuel (Chitin)
    José Manuel (Chitin) Dice:

    Estupendo Henry, vamos a ver cómo nos ponemos de acuerdo para realizar esos paseos en silencio.
    He leído en algunas ocasiones a Beatriz y he querido hacer alguna que otra meditación en grupo, pero aún no he podido empezar por unas razone u otras.
    Yo llevo ya algún tiempo meditando, pero en solitario, en casa.
    v
    Voy a enviarte un guasap para unirme
    Un fuerte abrazo
    Chitín

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *