Cancelada edición invierno programa MBSR - Mindfulness Granada

Cancelada edición invierno programa MBSR

Comencé a impartir el programa de mindfulness y reducción de estrés MBSR en 2012. Desde entonces no he parado, cada vez hay más grupos, más personas interesadas.

En febrero de 2016, justo después de la primera sesión del programa MBSR que me tocaba impartir en esas fechas, me puse enferma. Cogí un resfriado bastante gordo. No se curaba con los remedios que suelo usar normalmente y tuve que tomar antibióticos. Después de tres tratamientos de antibióticos, el resfriado seguía ahí. Tenía mucha tos y mucosidad en la zona del pecho y estaba agotada y agobiada tras varios meses con aquellos síntomas tan molestos de los que no conseguía librarme. Además tuve que continuar dando las clases de mindfulness y cumpliendo con otros compromisos profesionales. Y yo solo quería estar en mi casa acostada. Al final, después de varios meses de toses y malestar, el resfriado se curó con un tratamiento de medicina china.

Pero siguió apareciendo de vez en cuando. Gracias a tener un remedio adecuado, ya no duraba tanto, aunque sus síntomas eran igual de molestos y me dejaban completamente apagada.

Estas navidades he ido con mi familia de vacaciones a Cuba. Después de un par de días en la Habana, el 30 de diciembre íbamos para Varadero. El plan era pasar allí el fin de año, recibir el 2018 tomando una piña colada debajo de una palmera. Al bajar del autobús, ya en Varadero, noté que la garganta me picaba… y esa noche estaba ya con mi querido resfriado. Me pasé el resto de las vacaciones saliendo de la cama prácticamente solo para ir al buffet-restaurante en busca de una sopa caliente. Hoy, casi dos semanas después, todavía sigue aquí conmigo ese extraño catarro con los síntomas de siempre.

Gracias a la práctica del mindfulness he aprendido a relacionarme de una forma diferente con el malestar. Todo lo que me sucede es bienvenido, aunque no me guste. Trato de darle espacio, de permitir que suceda. Y eso he hecho con este resfriado. Creo que no aparece por casualidad, que quiere decirme algo, y yo lo quiero escuchar. Hace unos días, caí en la cuenta: cada vez que tengo estos síntomas, estoy forzándome a hacer algo, no estoy en sintonía con mi voz más profunda.

En las enseñanzas budistas hay un concepto que me apasiona: el de “esfuerzo correcto”. Se trata de ese punto en el que estamos poniendo el esfuerzo justo que hay que poner para que todo vaya sobre ruedas. Con el esfuerzo correcto todo fluye y no hay estrés, sufrimiento… ni resfriados. Normalmente hacemos más esfuerzo del necesario o muy poco. En un caso generamos tensión innecesaria y en el otro no conseguimos lo que nos hemos propuesto. O nos pasamos o no llegamos. El esfuerzo correcto es el punto justo, es un punto flexible y dinámico que surge naturalmente cuando lo que estamos haciendo tiene un total sentido para nosotros y está alineado con nuestros valores y aspiraciones más profundas. Se utiliza la imagen de las cuerdas de una guitarra: para que el instrumento pueda deleitarnos con su mejor música, sus cuerdas no pueden estar muy tensas, pues se romperían, ni muy flojas pues no sonarían. Mis resfriados me estaban indicando que las cuerdas de mi guitarra estaban demasiado tensas.

Tras este descubrimiento, todas las situaciones en las que he estado resfriada en estos últimos dos años se me revelaron claramente, y todas con ese denominador común: por algún motivo, estaba forzando.

Y entre esas situaciones estaban, como he comentado antes, las sesiones de mi curso de mindfulness MBSR.

Puede que todo esto sea así o no, pero quiero investigarlo un poco más profundamente. Quiero ver con claridad lo que sucede. Y quiero cuidarme. Necesito parar, escuchar. Aspiro a que lo que hago fluya, sea suave y esté en línea con lo que hay en lo más profundo de mí. No quiero crear tensión innecesaria si puedo evitarlo. Le agradezco a mi cuerpo la gran ayuda que me ha prestado con sus síntomas. Gracias a estos resfriados que tanto odiaba, he podido comprender algo tan importante, he visto lugares de mi vida en los que estoy apretando más de lo necesario o incluso en los que estoy sin quererlo de verdad. Lugares en los que no me estoy respetando, no me estoy cuidando.

Creo que lo mejor que una persona puede hacer (por ella y por los demás) es cuidarse. Así que he decidido parar y no impartir la edición del programa MBSR que iba a comenzar en febrero.

Espero estar en breve de vuelta con novedades que recibirás a través de este medio

¡Muchas gracias!

8 comentarios en “Cancelada edición invierno programa MBSR

  1. qué te mejores Bea y gracias por compartir tu experiencia. Incluso así estás cumpliendo con tu objetivo de formación en la práctica de Mindfulness. Un abrazo

  2. Gracias a los dos! Manuel, el equipo está ya formado, tenemos una super-sangha 😉

    Y como dice Antonella, así (cuidándose y respetándose) también (o sobre todo) se cumple con la misión…

    Besos a los dos!

  3. Hola gracias por avisar espero que te cures pronto y que efectivamente encuentres el mensaje que el cuerpo nos da. Te envío un abrazo muy fuerte besos.
    Carlos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *